Blog de filosofia

Reflexión sobre John Howard y el Estado de Prisión

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD BICENTENARIA DE ARAGUA

VICERRECTORADO ACADÉMICO

FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS Y POLÍCAS

ESCUELA DE DERECHO

Tema: Reflexión sobre John Howard y el Estado de Prisión

Identificación del Autor: CAMAL MUHAMMED KLIL V- 8.729.681

Resumen: Este trabajo muestra claramente una reflexión sobre la obra de John Howard David, sobre el estado de la prisión, en ella se destacan los hechos más relevantes como son: ¿quién era John Howard David?, historia de las prisiones, conceptualización carcelaria, con el fin de consolidar esta definición, el estado de las prisiones en Inglaterra y Gales para interpretar teóricamente su estructura. Dicho autor es considerado como un clásico de las ciencias sociales, por otra parte, se profundizará las proposiciones para la reforma de las prisiones, que permitirán ampliar un poco en esta realidad. Por lo tanto, la presente obtendrá su importancia en la medida de su aplicabilidad.

Palabras Claves: Prisión, Estado de las cárceles, reforma

Summary: This paper clearly shows a reflection on the work of John Howard David, on the state of the prison, it highlights the most relevant facts as they are: who was John Howard David?, history of prisons, prison conceptualization, with the To consolidate this definition, the state of prisons in England and Wales to theoretically interpret its structure. This author is regarded as a classic of the social sciences, on the other hand, propositions for the reform of the prisons will deepen, which will allow to widen a little in this reality. Therefore, the present will gain its relevance to the extent of its applicability.

Keywords: Prison, state of prisons, reform

Curriculum VitaeCAMAL MUHAMMED KLIL V- 8.729.681, Abogado Especializado en Procesar Civil, Supervisor de ruta, Técnico mecánico Diesel, y chofer de vehículo de carga, residenciado en la Calle Constitución casa N ° 71 Santa Rita Estado Aragua, Teléfono: (0426) 830-08-55. Referencia personal: Luz Marina Pacheco Abogado Telf. (0414) 462-79-49 y Noelia Gudiño Abogado Telf. (0416)565-54-45

CURRICULUM VITAE: MUHAMMED KLIL V-8,729,681, lawyer specializing in Civil prosecution, Route Supervisor, Diesel mechanic technician, and driver of cargo vehicle, residential in Calle Constitución House N ° 71 Santa Rita Estado Aragua, Telephone: (0426) 830-08-55. Personal reference: Luz Marina Pacheco lawyer Telf. (0414) 462-79-49 and Noelia Gudiño lawyer Telf. (0416) 565-54-45

INTRODUCCIÓN

En el presente trabajo se destacarán algunos aspectos que son de suma importancia para la reflexión de la obra de John Howard, lo que permitirá ampliar y enriquecer el conocimiento en el ámbito de la Criminología y para ello se debe partir de la idea que se tiene de lo que debería ser la prisión (instrumento de castigo, de escarmiento o de reinserción) van a surgir las grandes líneas de las Escuelas Jurídico Penales. A lo largo de la historia cada sociedad ha reaccionado de un modo desigual frente a las conductas antisociales de sus integrantes.Es un factor criminógeno. Las prisiones favorecen la organización de un medio de delincuentes para educar a otros para delinquir, conocidas como lo expresa Raúl Carranca y Trujillo como universidades del crimen. Ya que es evidente el contagio criminal por el contacto permanente con otros delincuentes que son habituales, profesionales o de elevada peligrosidad.

En esta forma, el que no era antisocial se convierte en tal y el que ya lo era se perfecciona, esto se puede demostrar en los estudios que se han realizado en Estados Unidos de Norteamérica que más de la mitad de las personas que han salido de la cárcel vuelven a cometer un delito, se tiene también muy particular los reportes de las investigaciones efectuadas en Francia que entre el 35% y 45% han reincidido, por lo que podría especularse que la prisión no es eficaz para disuadirlos de volver a cometer otro delito, pues también incluyen otros factores tales como: los impulsos, las situaciones, la misma sociedad u otras.

La realidad de las personas que van a prisión es ignorada por la mayoría de la población, como demuestran diversos estudios y libros escritos por exconvictos que buscan abrir los ojos de la gente con respecto a la vida tras las rejas. En primer lugar, es importante mencionar que si bien en ciertas partes del mundo como es: China, Estados Unidos, América Latina y algunos países de África las cárceles pueden ser auténticos infiernos, existen sitios en los cuales se respetan las necesidades de los presos e incluso se les ofrecen oportunidades para crecer. Entiéndase bien que, la cárcel es entendida como un medio de reclusión temporal de gente sin ninguna finalidad añadida, así Alfonso X de Castilla (1.221-1.284) dictamina en las Siete Partidas: “la cárcel debe ser para guardar los presos no para otro mal”.

De lo antes planteado se tiene que, en sus principios la prisión es un establecimiento destinado a la custodia de los reclusos. En la antigüedad salvo casos excepcionales, los delincuentes convictos no quedaban confinados en prisiones, sino que eran sometidos con penas. Según lo plantea, Peña Mateos que, los vestigios que han dejado las civilizaciones más antiguas (China, Egipto, Israel y Babilonia) muestran a la prisión como un lugar de custodia y tormento, siendo aprovechada para averiguar determinados aspectos del proceso criminal, en donde se aplican sanciones entre ellas la exposición pública, trabajos forzados, maceramiento, mutilación, lapidación, la crucifixión, entre otras, hasta llegar a la segregación del delincuente como terapia para sus males.

En este mismo orden de ideas, se pudiera mencionar que se han encontrado antecedentes remotos como es el caso de Platón a San Juan Crisóstomo el cual fue citado por Cándido Conde Pumpido, los cuales coinciden que La Pena es medicina contra el autor del delito, el tratamiento su aplicación y la cárcel el hospital. Por lo que en el Siglo XIX Grolman, Stelzer y Roeder citado por Jorge Barreiro creen que la terapia penológica como reajuste moral, intelectual y jurídico que convenciendo al delincuente de desviación le evite nuevas penitencias y proteja ahora y luego a la sociedad.

Y por último según, Cuello Calón (citando a Mommsen) en el derecho romano la prisión sólo tenía el carácter de una medida preventiva para evitar la fuga de los procesados, pero el derecho de la Iglesia ya organizó la prisión como pena sometiendo a los encarcelados bajo un régimen de penitencia. Cuando un individuo es condenado a pasar un tiempo en la prisión, lo normal es que los jueces decidan a qué establecimiento enviarlo; para ello suelen evaluar los detalles del caso y tomar en cuenta la impresión que se llevaron de la persona durante el proceso judicial.

CONTENIDOS TEMÁTICO

1)  Elemento de relevancia de quién fuera John Howard David

John Howard nace en el año de 1.726 y muere en 1.790) fue una de las figuras más importantes dentro de la historia de las Ciencias Penales. Siendo un hombre de buena posición económica, religioso y piadoso, de su vida se destaca que se caso dos veces, de cuya unión tuvo un hijo, quien a temprana edad muere, estudioso de la biblia, viajero infatigable. Se puede destacar que fue capturado por los piratas, quienes en dicha época pedían rescate por las personas, lo que se convirtió en un gran negocio. De esta manera es que este personaje conoce la cárcel, es liberado y regresa a Inglaterra, pero con gran inquietud, ya que ha visto la miseria de una prisión.

Es a la edad de 47 años es nombrado Sheriff de Bedford, es decir Juez de paz, se dedica a realizar visitas a las diferentes cárceles en donde tienen contacto directo con los delincuentes, observando que el trato que se les daba era terrible, lo que le permitió interesarse por desarrollar sus primeros estudios sobre la situación penitencial, y gestiona los cambios de manera inmediata, pero se sugieren que tenía que demostrar lo que estaba pidiendo en otras cárceles lo realizaban, lo que lo llevó a realizar muchos viajes y en ellos pudo demostrar y constatar que el fenómeno era general, logrando establecer un estudio de las prisiones en Inglaterra, Gales y Europa cuya primera edición fue para el año de 1.777. Don Constancio Bernardo de Quirós llama a la obra de Howard el “Informe sobre la Geografía del Dolor” fue escrita en el Siglo XVII y es actual, pues en ella se percibe los hoyos inmundos en donde se encuentran revueltos niños y mayores, así como las mujeres se encuentran junto con los hombres y se encontraran cárceles en donde no se les da de comer entre otros.

En otro orden de ideas se tienen que, gracias a una ley del Parlamento pudo corregir esa situación. A partir de entonces y hasta su muerte, se dedicó a visitar y hacer diagnósticos del estado en que se encontraban las cárceles y los reclusorios de Inglaterra y Gales; introdujo una serie de reformas y luchó por conseguir un trato humanitario y digno para los presos.

Por todo ello, se le considera hoy un ilustre precursor entre los defensores de los derechos humanos.Reformador en el campo de la Criminología y en el de la salud pública, Howard, además de recorrer las prisiones, dedicó parte de su vida a la inspección y detallada descripción de los lazaretos, leprosorios y lugares donde se atendía a los contagiados por la peste y otras enfermedades infecciosas que asolaron a la Europa dieciochesca.

Por otra parte, ¡logró que la cárcel fuera gratis!, pues debía pagarse una especie de impuesto, ya que el personal penitenciario no recibía sueldo. Aún en el caso de obtener sentencia absolutoria se debía pagar, de lo contrario el sujeto continuaba encarcelado. Así, el estado pagó por primera vez un sueldo a los carceleros que vivían de vender alcohol, aparte del impuesto. A su vez, logró también, que se diera trabajo en las cárceles, pues decía: "Haced al hombre trabajador y será honrado". Al igual, consiguió que se pagara a capellanes para dar asistencia espiritual. Fue consejero del Parlamento en cuestión penitenciaria, y hombre famoso y a la vez temido, por sus denuncias de la corrupción penitenciaria.

John Howard murió como apóstol de su propia causa a consecuencia del tifo contraído durante sus visitas a hospitales y casas de salud en el lejano territorio de la Tartaria rusa, lugar adonde lo había llevado su curiosidad científica y su espíritu humanitario.Howard, el Filántropo, gozó en vida de un amplio reconocimiento entre sus contemporáneos; actualmente, su nombre figura a la cabeza de innumerables prisiones y sociedades que se dedican a promover reformas penitenciarias.

2)  Historia de las Prisiones

Ya desde los orígenes de la cárcel existieron polémicas acerca de la existencia de la cárcel. Comparablemente desde el principio de su devenir existencial han surgido multitudinarias y diversas teorías tan dispares. Según lo que plantea Buenos Arús, Francisco, (2005), en La ciencia del Derecho Penal: Un modelo de inseguridad jurídica. llega a proclamar:

“El Derecho penal ha estado en crisis desde siempre”. Estos reproches a la prisión surgen a su vez desde las más variadas posturas ideológicas, desde los que partiendo de las actitudes más atávicas consideran al presidio como una pérdida económica para el grupo y que con ella se está derrochando la capacidad económica de la colectividad, hasta posturas filantrópicas que reniegan de cualquier potestad al Poder de someter encerrados a un grupo humano (con independencia de las causas que acompañan a tal decisión). (P.189)

Hasta el momento no existe unidad de criterio entre los estudiosos respecto a las ciencias propiamente penales, pero se les incluye en una disciplina amplia que es la Criminología la cual se ocupa del estudio del Delito, considerado como fenómeno biológico y social. Dentro de las etapas de las ideas de la evolución penal, es importante destacar como hecho significativo el periodo humano, el cual plantea lo siguiente a la excesiva crueldad que se dio a mitad del siglo XVIII con el Márquez César Beccaria en el año 1764, publicó su libro Del Delito y de la Pena , el cual fue una crítica contra el Sistema empleados hasta entonces y efectúa una propuesta con relación a las nuevas prácticas de las cuales se pudiera mencionar algunas: (1. El derecho de castigar se basa en el contrato social y por tanto la justicia humana y la divina, son independientes. 2. Las penas únicamente pueden ser establecidas por las leyes, éstas han de ser generales y solo los jueces pueden declarar que han sido violadas. 4.Los jueces, por no ser legisladores, carecen de la facultad de interpretar la ley para Beccaria, nada hay tan peligroso como la necesidad de consultar el espíritu de la ley.) Dicha obra da inicio a la etapa científica y va a culminar con la obra de Francisco Carrara, (1.805-1.888), siendo esté considerado el Padre y el principal representante de la Escuela Clásica de Derecho Penal. En donde efectuó una sistematización impecable, sosteniendo: “Que el Derecho es una connatural al hombre; Dios lo dio a la humanidad”, por lo que señala que: La ciencia del Derecho Criminal es una serie de razones procedentes de la ley moral, preexiste a las leyes humanas. El delito es un Ente Jurídico que tiene dos fuerzas esenciales:

a)  Una voluntad inteligente y libre.

b)  Un hecho exterior lesivo del Derecho y peligroso para él mismo.

La pena con el mal que inflige al culpable, no debe exceder a las necesidades de la tutela jurídica, si excede, ya no es protección del derecho, sino violación del mismo. La imputabilidad penal se funda en el principio del "libre albedrío". En la cual se aborda en forma ordenada y sistemática el conocimiento antes señalado hasta llegar a nuestros días.

Desde esta perspectiva refiere David en cuanto al uso de la fuerza física es un hecho inherente a los comportamientos del sujeto, el cual no se puede suprimir. Mientras que el Derecho busca depurar su empleo, este hecho aparentemente insoportable, en algo racional y socialmente aceptable. Es por ello por lo que se debe tomar en consideración, la idea que se maneja en relación con el concepto de la prisión el cual es visto como un instrumento de castigo, de escarmiento o de reinserción: posterior a ello surgen las Escuelas Jurídico Penales en donde Jiménez de Asúa, señala que la historia de la prisión es la historia de una gran crítica y meditación…

3)  La evolución de la pena privativa de la libertad

La doctrina jurídico penal, y especialmente aquellos letrados y forenses que con especial dedicación se han ocupado en desarrollar la criminología en nuestro país disciplina cuyo tradicional objetivo apunta a alcanzar un grado razonable de control de la criminalidad a través de medidas de prevención y tratamiento, empleando ciencias fácticas y empíricas con métodos propios de las ciencias naturales y sociales han advertido la carencia de una política criminal seria y sistémicamente coherente, en virtud de la cual guiar el funcionamiento de nuestro sistema penal, tanto en sus aspectos sustantivos o materiales (normas que asocian un delito a una determinada pena y/o medida de seguridad), y adjetivos o formales (normas que regulan el proceso por el que se aplican las normas sustantivas a los casos concretos), como también en su ejecución, esta es, las reglas jurídicas relativas al inicio, cumplimiento y control de las penas y medidas de seguridad impuestas como consecuencia de un delito. La carencia señalada, a nuestro juicio, se ha traducido en decisiones políticas motivadas en gran parte -si es que no, exclusivamente- por la sensación de miedo en la población, cuya intensificación -que no necesariamente responde a realidades empíricamente constatadas cabe en buena parte de la responsabilidad del periodismo de los más media.

Algunos estudiosos, han indicado que históricamente la delegación de los más graves problemas sociales en la justicia penal aparece demasiado a menudo ligada a formas populistas, con las que se busca simbolizar cierta audacia en la actuación gubernamental en materia criminal, sin hacer frente a una auténtica tarea de organización de la sociedad mediante la política económica y social del Estado. Lamentablemente, frases como "Que se sequen en la cárcel", ¿Mejoras en las condiciones carcelarias? ¡Dónde quedan los DDHH de las víctimas de la delincuencia!, o ¿Hasta cuándo la puerta giratoria en las cárceles?, se ha transformado en los slogans de una sociedad que pide a gritos hacer de la opresión de los recintos carcelarios el único tratamiento de la criminalidad, una prima ratio.

4)  Reacción ante los problemas de la prisión.

Como ha quedado ya puntualizado en este mismo trabajo, las reacciones no son de una época determinada, sino que éstas han aparecido en el devenir de la historia de la pena de prisión; sólo que han cobrado en la actualidad más vigor y se han planteado demasiadas objeciones que ponen de manifiesto que la prisión no ha logrado los propósitos que se tuvieron al inicio al crearse esta institución, pero si la adquirido todos los vicios y defectos posibles que ha dado pie a que estudiosos hablan de un crepúsculo, de un fracaso, de una crisis, de una decadencia, de un descrédito de la prisión; a su vez se plantean diversas soluciones encaminadas a:

a) Mejorarla

b) Eliminarlo

c) Abatir su uso

La primera directriz, que es de mejorarla se ha manifestado desde tiempos remotos; desde que se generalizo como pena se han desplegado innumerables esfuerzos encaminados por mejorar los efectos nocivos de la prisión (factor criminógeno) y hacerla más eficiente; en ese sentido se han hecho reformas humanistas y científicas, estas últimas como se ha puntualizado ha sido objeto de inexorables críticas.

La tendencia por eliminarla también es de añeja ascendencia, pero se ha visto fortalecida ante las severas críticas, cada vez más radicales y científicamente soportadas en contra de aprisionamiento prueba clara la encontramos en el pensamiento radical de Frank Tannenbaum,(1922), expresado en "Debemos destruir a la prisión, raíz y rama. Eso no resolverá nuestro problema, pero será un buen comienzo... Substituyámosla por algo, casi cualquier cosa será un avance. No puede ser peor. No puede ser más brutal y más inútil." (P: 11)

Finalmente, la propensión por abatir su uso del aprisionamiento es de lo más estudiada y aceptado por diversos países. Ante el evidente fracaso de la pena privativa de libertad, los especialistas toman una posición realista que, si no se puede eliminar por ahora, se debe aplicar sólo en casos que sea absolutamente necesaria para imposibilitar a delincuentes de intensa peligrosidad. En este sentido se han propuesto una serie de alternativas que en su mayoría demandan más participación de la comunidad que sólo de un sector y en la práctica en otros países ha dado buenos resultados.

Con la finalidad de recurrir con menos asiduidad a la pena privativa de la libertad se han creado una serie de medidas para evitar que el sentenciado a prisión por corto tiempo sea recluido y pueda seguir disfrutando limitadamente de su vida en libertad; con este designio se han suscrito reuniones y así por medio de la Organización de la Naciones Unidas (ONU), (p. 12) se han analizado, organizado y comparado una serie de alternativas a la pena privativa de la libertad de corto tiempo. Alternativa que ha tenido resultados positivos desde décadas atrás en varios países; entre ellos Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Luxemburgo, Alemania, Portugal, Holanda, Polonia, Hungría, Rumania, Bulgaria, Argentina, Costa Rica, Perú Colombia, Brasil país, en el cual Cesar Barros de una manera pormenorizada refiere con respecto a los otros países, los casos en que han sido impuestas dichas providencias, así mismo refiere las reacciones de la sociedad y sus resultados de imposición entre los casos de mayor relevancia.(p.13)

En México, se han ido incorporando a los Códigos Penales de las entidades federativas y que en opinión del autor de la presente monografía es una de las actitudes plausibles de nuestras autoridades mexicanas ya que considero que es una de las medidas más constructivas, más eficaces, tanto para el delincuente como para la sociedad.

3. Estado de las Cárceles en Inglaterra y Gales

La crítica a la prisión es profusa, la encontramos basadas en relatos y publicaciones de personas que padecieron la privación de su libertad en cualquier parte del mundo su duración es arbitraria y anticientífica, ya que en el Código Penal se incluyen mínimos y máximos atributos que aprisionan la voluntad del juez los cuales no pueden reducir ni aumentar las sanciones establecidas por la ley, es por ello que el bien jurídico protege al sujeto que infringe la ley. Por qué es anticientífica se ha demostrado en diversos estudios que un periodo más largo de prisión no es más eficaz para prevenir la reincidencia del reo que uno corto. A su vez se tiene que la prisión es costosa en cuanto a la inversión que realiza el estado para mantener sus instituciones, mantenimiento y el personal que en esta se encuentran asignados y antieconómica en vista de que el preso no es productivo y deja en abandono material a su núcleo familiar, que en ocasiones se deteriora por la falta de una figura (materna o paterna), ya que los internos abandonan no sólo el hogar sino incluso el trabajo y en otras ocasiones la aportación económica afectado moral, económica y laboral.

4)  Es un clásico de las ciencias sociales.

John Howard luego de recorrer las cárceles de Europa y presenta su Informe de las prisiones que se publicara el año 1789 como The state of prisons in England and Wal Estado de las Cárceles en Inglaterra y Gales llamada “geografía del dolor” en la cual muestra la crueldad, el hacinamiento y la deshumanización del reo: Howard en Estado de las Cárceles en Inglaterra y Gales afirma que la cárcel no corrige, más al contrario, es un lugar de contagio criminal. El solo hecho de estar ahí ya es una tortura. Hay que humanizar las prisiones y señala que hay que censurar las infectas prisiones europeas, sin luz, población penal enferma, mal tratada y mal alimentada.

5)  Proposiciones para la reforma de las cárceles

En Estado de las Cárceles propone las siguientes reformas:

Ø  Se debe establecer un adecuado régimen alimentario y de higiene,

Ø  Disciplina distinta para: detenidos y encarcelados. Además, separación del recluso por sexo y por edad. Ya que en ese tiempo las mujeres, los niños y los hombres compartían la misma celda.

Ø  Educación moral y religiosa para que los internos rectifiquen su conducta

Ø  Trabajo.

Ø  Establecer un Sistema Celular dulcificado.

El Sistema Celular consiste en el aislamiento nocturno y diurno del interno en celdas individuales sin permitirles comunicarse entre ellos. Son económicos y previenen la evasión, pero facilitan el onanismo (masturbación. Esta denominación tiene origen Bíblico, al morir el hermano de Onán, éste debía casarse con la viuda, pero se negó).

CONCLUSIONES

La reflexión sobre John Howard y el estado de prisión, deja al investigador una serie de aspectos relevantes en donde se pueden destacar que en primer lugar, el concepto de prisión es visto como un instrumento de castigo, de escarmiento o de reinserción, que durante años han sido históricamente estudiados en la justicia penal que aparecen ligadas a menudo a las formas populistas, en ciertas partes del mundo como es : China, estados Unidos, América Latina y algunos países de África las cárceles pueden ser auténticos infiernos, pero existen lugares en los cuales en donde al reo, se le respeta sus necesidades e incluso se les ofrecen oportunidades para crecer. Es oportuno mencionar a Alfonso X de Castilla en el año (1.221-1.284) cuando dictamina en las Siete Partidas: La cárcel debe ser para guardar los presos no para otro mal”.

En otro orden de ideas se tiene que, Francisco Carrara, (1.805-1.888), siendo esté considerado el Padre y el principal representante de la Escuela Clásica de Derecho Penal. En donde efectuó una sistematización impecable, sosteniendo: “Que el Derecho es una connatural al hombre; Dios lo dio a la humanidad”, por lo que señala que: La ciencia del Derecho Criminal es una serie de razones procedentes de la ley moral, preexiste a las Leyes Humanas.

Por otra parte, es necesario instruir no solo a las autoridades encargadas de procurar y administrar justicia sino a la población en general para que paulatinamente se impongan medidas más humanas para el sentenciado y benéficas para la comunidad, y se debe poner mayor atención en la selección del personal encargado de ejecutar la pena de prisión, pues en la mayoría de los casos se padece de verdaderos esquemas de selección y capacitación del personal, ya que el factor humano es determinante en la crisis de la prisión.

REFERENCIAS

BECCARIA, César, tratado de los Delitos y de las Penas, décima edición. Editorial Porrúa, México, 2000.

BUSTOS, Juan. Introducción al Derecho Penal. Santiago, Editorial ConoSur, 1989.

CUELLO CALÓN, Eugenio, La Moderna Penología, Bosch, Barcelona, España, 1974.

Derecho de los Reclusos OCW UNED. [en línea] http://ocw.innova.uned.es/ocwuniversia/derecho-constitucional/derechos-de-los-reclusos [consulta: 02 mayo 2011].

FERNÁNDEZ ARÉVALO, Luis, BORJA MAPELLI, Caffarena, Práctica Penitenciaria, Editorial Civitas, Madrid, España, 1995.

GARCÍA VALDÉS, C. Historia de la prisión (Coord.). Madrid, Edisofer, 1997.

GARCÍA RAMÍREZ, Sergio, Manual de prisiones, 4ª edición, Editorial Porrúa, México 1998.

GARCÍA RAMÍREZ, Sergio, El Sistema Penal Mexicano, Fondo de la Cultura Económica, México, 1993.

HOWARD, John. El estado de las prisiones en Inglaterra y Gales. México, Fondo de Cultura Económica, 2003.

HABACUC LÓPEZ, Acevedo, La Perspectiva Interdisciplinaria de la Delincuencia, Escasa, México, 1996.

MARCO DEL PONT, Luis, Derecho Penitenciario, 4ª reimpresión, Cárdenas Editor y Distribuidor, México, 2002.

MARCO DEL PONT, Luis, Penología y Sistemas Carcelarios, ediciones Desalma, Buenos aires Argentina, 1988.

MELGOZA RODILLO, Jesús, La Prisión Correctivos y Alternativas, Editorial Zarahemla S. C. México, 1999.

Principios fundamentales de un Derecho Penal Democrático [en línea] http://www.juareztavares.com/textos/bustos_penal_democratico.pdf [consulta: 02 mayo 2011].


Comentarios

Buenas Tardes, se destaca lo trascendente de la literatura por considerar que la configuración de una politica criminal y penitenciaria que permite avanzar en control social.

Añadir un Comentario: